Featured Posts
Recent Posts

4 Acuerdos que transformarán tu vida

¿Has escuchado hablar sobre los 4 acuerdos? El dr. Miguel Ruiz decidió escribir sobre estos 4 acuerdos, y ¡que bueno que lo hizo! Porque son 4 acuerdos que van a transformar tu vida, tu manera de pensar, de hablar y de actuar. Si no los conoces, te recomiendo que busques y leas el libro cuanto antes, es muy corto, no te tomará tiempo, sin embargo te dará una gran lección de vida. Para aquellos curiosos que quieran saber un poco más acerca de ellos, hice un pequeño resumen de cada uno...



1.- Se impecable con tu palabra:


La palabra es el poder que tienes para pensar, para comunicar y por ende, para crear los eventos en tu vida. Pero así como una espada es de dos filos, con tu palabra puedes crear una realidad maravillosa o destrozar todo a tu alrededor. Un filo de esa espada es el mal uso de la palabra, con la cual puedes hacer mucho daño a otras personas y a ti mismo y el otro filo de la espada es la impecabilidad de tu palabra con la cual vivirás en el cielo sobre la tierra. La mente humana es un jardín fértil donde se plantan semillas continuamente, estas semillas son ideas, opiniones, y conceptos y como por arte de magia estas crecen y se convierten en nuestra realidad. Por ejemplo si alguien dice, mira ese niño tan feo, y ese niño escucha, el creerá que es feo, sin importar cuan hermoso sea, el crecerá con esta idea como si estuviera bajo un hechizo, y estos hechizos son muy difíciles de romper.


En cualquier ocación que escuchamos una opinión y la creemos, formamos un acuerdo y este se vuelve parte de nuestro sistema de creencias. La única manera de romper con un acuerdo es hacer un nuevo acuerdo basado en la verdad, por eso la verdad es la parte más importante de ser impecable con tu palabra. Como decía Jesús, solo la verdad nos hará libres.


Impecabilidad significa sin pecado, y un pecado es algo que atenta contra ti mismo. Tu atentas contar tu persona cuando juzgas, culpas o te rechazas a ti mismo, y el rechazo a uno mismo es de los pecados más grandes que se pueden cometer. Ser impecable con tu palabra es todo lo contrario, tomas responsabilidad de tus acciones, pero no juzgas, culpas o te rechazas a ti mismo. Ser impecable con tu palabra es usar tu energía en dirección a la verdad y el amor a ti mismo. Por ejemplo si en la calle le dices estúpido a alguien, pareciera que usas la palabra en contra de alguien más, pero en realidad la usas en tu contra, porque esa persona te va a odiar y el odio no es bueno para ti, y en su odio te mandará veneno emocional, por lo tanto, todo el daño que hiciste con tu palabra, fue para ti mismo.


Si te amas a ti mismo, vas a expresar ese amor en las interacciones con los demás, y entonces estarás siendo impecable con tu palabra, y esa acción probocará una reacción, ya que, si yo te amo, tu me amarás, y si yo te insulto, tu me insultarás, si yo te pongo un hechizo, tu me pondrás un hechizo a mi.


Entonces al hablar con impecabilidad y decir exactamente lo que quieres decir, te sientes bien, te sientes feliz y en paz. Cuando empiezas a aplicar este acuerdo, comienzas a ver cambios en tu vida, desde cómo te tratas a ti mismo y cómo tratas a los demás, sobre todo a los que más amas.


La impecabilidad de la palabra te dará libertad personal, gran éxito y abundancia, borrará los miedos y los transformará en amor y felicidad.




2.- No te tomes nada personalmente:


Tomar las cosas personalmente es el mayor ejemplo de egoismo, porque hacemos la susposición de que todo es acerca de nosotros. Nada de lo que otras personas hagan, es acerca de mi. Cada persona vive en su mundo, y es muy diferente al mio.


Tomarte las cosas personalmente te hace presa fácil de aquellas personas que mandan veneno emocional, te ganchan facilmente con alguna opinión y luego te alimentan con toda su basura emocional, cuando te lo tomas personal, te la crees y te tragas su basura, ahora su basura termina siendo tu basura, pero si no te lo tomas personal eres inmune al veneno de otra persona y entonces no te tragas su veneno.


La inmunidad al veneno emocional es el regalo que te brinda este acuerdo.


Si te tomas las cosas personalmente, te sientes ofendido y tu reacción es defender tus creencias y entonces se crea un conflicto, y de algo pequeño se hace algo mucho más grande, porque tienes la necesidad de estar en lo correcto y probar que los demás estan equivocados. Te esfuerzas para demostrar que estas en lo correcto dándoles tus opiniones. Pero hagas lo que hagas y digas lo que digas, las opiniones que tengas van de acuerdo a los acuerdos que has hecho a lo largo de tu vida, y estas opiniones no tienen nada que ver con las personas a tu alrededor. Tu punto de vista o manera de ver las cosas es algo personal para ti, no es la verdad de nadie, más que tuya. De la misma manera las otras personas tendran sus opiniones de acuerdo a su sistema de creencias y nada de lo que piensan sobre mi, es acerca de mi, sino es acerca de ellos.


Si entiendes esto, sabras que si alguien se enoja contigo, en realiad estan lidiando con ellos mismos, tu eres la escusa para enojarse con ellos mismos. Inluso te podrán decir, "lo que me dices, me hace daño", pero no es lo que le dices lo que le hace daño, si no que tiene heridas que tocaste con tus palabras, y como tu no le hiciste esas heridas, no eres tu quien le esta haciendo daño, sino que esa persona se está haciendo daño a si misma.


Tomarte las cosas personalmente te genera sufrimiento, alguien que comprende que lo que digan los demás no tiene nada que ver con ellos, nunca se ofende, ni sufre, ni acepta el veneno de los demás porque sabe que no se trata de ellos, sino de una mera percepción de otra persona.


Inlcuso las opiniones que tienes acerca de ti mismo no son necesariamente ciertas, por lo tanto no necesitas tomar personalmente nada de lo que escuchas en tu mente.


A donde quiera que vayas habrá gente que te mentirá, y cuando tu conciencia empiece a crecer, te darás cuenta de que tu te mientes a ti mismo. Entonces no esperes que otras personas te digan la verdad, porque ellos tambien se mienten a si mismos. Si alguien te miente, esta bien, lo hacen porque tienen miedo que descubras que no son perfectos, es muy doloroso quitarnos la máscara enfrente de la sociedad. Pero si alguien te dice una cosa y hace otra, te mientes a ti mismo cuando no escuchas sus acciones. En cambio, si eres sincero contigo mismo te quitarás de encima mucho dolor emocional. Decirte la verdad a ti mismo, puede ser doloroso, pero no hay que aferrarnos al dolor.


Al practicar este acuerdo, no pondrás tu confianza en lo que los demás hagan o digan, solo confiarás en ti mismo para tomar decisiones responsables. Nunca serás responsable de las acciones de los demás, solo de las tuyas, cuando comprendes esto, te rehusas a tomar las cosas personalmente y dificilmente algun comentario u opinión de alguien te podrá lastimar. Podrás ir por el mundo con el corazón abierto y decir te amo sin miedo a ser rechazado, podrás pedir lo que necesitas, sin culpa o prejuicios, podrás escojer seguir siempre a tu corazón y vivir con paz interna y felicidad.



3.- No hagas suposiciones:


Tenemos una tendencia a hacer suposiciones sobre todo, el problema es que CREEMOS que esas supocisiones son la verdad. Hacemos suposiciones de lo que otras personas hacen o piensan, nos lo tomamos personal, y después, los culpamos y reaccionamos mandando veneno emocional con nuestras palabras.


Solo vemos lo que queremos ver y solo escuchamos lo que queremos escuchar. No percibimos las cosas como son, más bien hacemos todo un sueño de lo que creemos en nuestra imaginación, porque tenemos miedo de pedir que nos clarifiquen las cosas, en su lugar, hacemos suposiciones que creemos son correctas, después defendemos nuestras suposiciones y tratamos de hacer que los demás se den cuenta de que están mal.


Hacer suposiciones en nuestras relaciones es pedir problemas. A menudo hacemos suposiciones de que nuestra pareja sabe lo que pienso y que no tengo que decirle lo que quiero. Suponemos que nuestra pareja va a hacer lo que queremos, porque nos conocen tan bien, y si no hacen lo que deberían de hacer, nos sentimos lastimados y decimos "debiste de haber sabido...".


Otro ejemplo es cuando decides casarte. Tu haces la suposición de que tu pareja ve el matrimonio de la misma manera que tu lo ves. Después viven juntos y te das cuenta de que no es verdad. Esto crea mucho conflicto, pero aún así no tratas de clarificar sus sentimientos acerca del matrimonio. El esposo regresa del trabajo y su esposa está enojada y él no sabe por qué. Tal vez es porque su esposa hizo una suposición. Sin decirle lo que ella quiere, ella hace la suposición de que él la conoce tan bien, que él va a saber lo que ella quiere sin que ella le diga, así como si él le pudiera leer la mente. Ella se decepciona porque el no cumple con sus expectativas. Hacer suposiciones en las relaciones crea muchas dificultades y muchos mal entendidos con las personas que amamos.


Entonces... ¿Cómo hacerle para no hacer suposiciones? Muy fácil, Preguntando. Asegúrate de que la comunicación es clara, si no entiendes, pregunta. Ten el valor para hacer preguntas hasta que te quede lo más claro posible. Una vez que escuches la respuesta, no tendrás que hacer más supos